A muchos/as nos ha pasado que alguna anécdota, explicación u observación fuera de asignatura que un/a profesor/a nos contó en clase nos cambió la vida, nuestra forma de ser, o nos ayudó en un momento decisivo, o nos descubrió vocaciones y pasiones.

Lo que nos enseñaron en un resquicio irregular de la Programación legal se nos quedó clavado en la memoria, mientras que cientos y cientos de horas de asignaturas regladas no se sabe muy bien adónde fueron a parar. Vale que no todo lo enseñado tiene que valer a todo el mundo, pero aún así, tantos cientos de horas durante tantos años…

Esa persistente sensación de aburrimiento que nos acompañó, nos susurraba desde un rincón profundo de nuestro inconsciente que nos estaban haciendo perder el tiempo de nuestra vida. Años y años…

Si unas pocas sueltas, tan pequeñitas, nos impactaron tanto, ¿qué habría pasado si nos hubiesen regalado muchos más de esos relámpagos que deslumbran y quedan impresos por décadas en la retina de la memoria? ¿Y cuáles?

Finalmente, para ir bien “ilustrados” mejor la reflexión, os dejamos con unas viñetas de El Roto:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡¡Nos vemos el próximo lunes 10 de octubre a las 19:30h !!

Anuncios